787-338-0040

En los momentos difíciles en los que vivimos, debemos recordar el por qué se le llama al perro el mejor amigo del hombre. Un compañero fiel, nos espera siempre contento y dispuesto a compartir con nosotros en las buenas y en las malas. Es en momentos como estos donde podemos fortalecer aún más nuestra relación con nuestro perro a la vez que nos sirve de terapia y relajación. Existen muchas formas de divertirnos y relajarnos con nuestros perros. Podemos compartir en la playa, llevarlos al parque (ya hay parques en Puerto Rico especialmente diseñados para perros) y hasta podemos practicar deportes con ellos. Algunos deportes favoritos para los perros son el agility, el frisbee y el flyball, en cada uno fortaleces tu relación con tu perro y a la misma vez ambos se ejercitan. El “agility” es un deporte donde, tanto el perro como su dueño, se ejercitan mientras establecen una mejor relación y comunicación entre ambos. Basado en el deporte de equitación, el perro debe lograr hacer una ruta de obstáculos en un tiempo determinado, con la menor cantidad de errores y sin el uso de correa, comida o juguetes. El deporte de agility puede ser practicado como diversión unicamente o de forma competitiva. A pesar de que en el momento de competir no se utilizan juguetes ni comida, éstos son sumamente importantes a la hora del entrenamiento. Consulta con tu veterinario y tu médico, si ambos están físicamente preparados para hacer “agility”. Todos pueden beneficiarse de este deporte, pero si no está en condiciones físicas favorables, debes comenzar poco a poco. Algunos de los obstáculos que el perro tiene que hacer son el salto, la goma, la rampa, el balancín, la caminata, y el zigzag. Uno de los deportes para perros, favorito de todos por muchos años, es el disco o platillo volador mejor conocido como el frisbee. Para enseñarle a tu perro a atraparlo, primero familiarizarlo con el mismo, tal vez utilizándolo como plato de comida o sirviéndole el agua en el mismo. Una vez el perro esté acostumbrado a verlo, debes comenzar rodándolo por el piso y permitiendo que tu perro explore de qué se trata todo este movimiento. Tan pronto se acerque a investigar, dale un premio. Verás que cada vez más el perro se moverá tratando de atrapar el frisbee, mientras lo ruedas por el piso. Tan pronto veas que el perro lo está atrapando del piso consistentemente, comienza a tirárselo de frente, desde una distancia de no más de 3 pies. Esta etapa puede demorar un poco y ser frustrante, ya que no es lo mismo coger el frisbee del piso que verlo venir volando. De todos modos, cada vez que tu perro intente atraparlo premialo y déjale saber que lo está haciendo muy bien, esto lo motivará aún más. Verás que en pocas sesiones estará atrapando el frisbee y estarán listos para ir al parque a divertirse aún más. Por último el flyball es un deporte sumamente excitante de velocidad donde tu perro deberá saltar obstáculos hasta llegar a atrapar una bola la cual deberá traerte de regreso inmediatamente. Generalmente este juego se practica en equipo de 4 perros participando en un relevo a toda velocidad. Como ves son muchas las formas en las que podemos compartir con nuestros perros a la vez que nos relajamos y olvidamos de los problemas que nos afectan todos los días. Nuestros perros son nuestra mejor terapia. ¡Disfrútalo al máximo!