787-338-0040

Un perro bien alimentado es un perro saludablepor Xiomary Guzmán

No existe una fórmula específica que nos indique cual es el tipo y cantidad de comida que necesita nuestro perro. Por lo tanto, es esencial no alimentarlo con los restos de comida sin respetar la composición, los condimentos ni la tolerancia. La necesidad nutricional de cada perro es distinta por la edad, la raza, la cantidad de ejercicio, etc. Existen productos alimenticios específicos para necesidades especiales como, sobrepeso, vejez, alergias, enfermedades cardíacas, embarazo, entre otros. Pregunta a tu veterinario que alimento se adapta mejor a la condición especifica de tu perro.

Al elegir el alimento se debe tomar en consideración entre una dieta seca o húmeda (latas). La comida seca es más aconsejable, ya que ayuda a mantener una dentadura sana y libre de sarro, y suele tener una composición más equilibrada. La comida de lata es buena, pero no es recomendable que la dieta del perro consista exclusivamente de este tipo de alimento. Si el perro se cansa del alimento seco, una posible solución es mezclarlo con un poco de comida enlatada (dieta semi-húmeda) o cambiar de marca. Si cambias la dieta hazlo siempre de forma progresiva. Existen muchas marcas de alimentos, con diferentes sabores (pollo, cordero, pescado, carne de res…) para aquellos paladares exigentes. Es importante que el alimento que selecciones contenga un adecuado equilibrio de proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y calcio para cada mascota. No todos los alimentos comerciales para perros cumplen con las necesidades nutricionales de cada perro.

La mayor parte de los trastornos alimenticios en perros están relacionados con la obesidad. Es un problema que puede tener consecuencias muy serias en la salud de tu perro. A los cachorros es recomendable dividirle la cantidad en dos o tres tomas al día hasta que cumple los 6 meses. Luego se le puede dar de comer cada 12 horas y a partir del primer año de su vida puedes alimentarlo una sola vez al día. Desde los 6 o 7 años ya es considerado un perro anciano o viejo y es significativo que tenga un bajo contenido de proteína, ya que no hacerlo provocaría serios problemas renales a tu perro.

El agua es un ingrediente esencial en la dieta de cualquier ser vivo. Es por eso que debe mantener siempre disponible un plato con agua limpia y fresca. Si al agua tiene un alto contenido de minerales, es preferible darle agua potable.

Darle a tu perro alimentos con los nutrientes necesarios y de buena calidad le proveerá la oportunidad de una vida larga y saludable.